Critobal Colón era Gallego

Tras un peritaje caligráfico 80 expertos indican que Colón y Pedro Madruga son la misma persona.

Toda la documentación, todo lo que dijo e hizo el navegante, todos los hechos coinciden en que eran el mismo.

cristobal-colon

MODESTO MANUEL DOVAL – Escritor e investigador

Cristóbal Colón es un personaje que fascina a historiadores e investigadores de todo el mundo. Es el caso del mexicano de origen gallego Modesto Manuel Doval, que el próximo martes presentará en Pontevedra su nueva obra, “Cristóbal Colón. Señor feudal gallego”, un trabajo en el que ahonda en la teoría del origen gallego del almirante y da un paso más al asegurar que además fue un importante aristócrata de la época.

-¿Cristóbal Colón y Pedro Madruga fueron la misma persona?

-Si, sin duda, toda la documentación, todo lo que dijo e hizo Cristóbal Colón, todos los hechos coinciden en que eran la misma persona. Es más, se hizo un peritaje caligráfico y tras el más de 80 peritos expertos indican que Cristóbal Colón y Pedro Madruga son la misma persona.

-Además de que comparten escritura ¿qué otros argumentos respaldan esa teoría?

-La teoría se inició con Celso García de la Riega, sabemos que Colón era gallego porque escribía en el gallego de aquella época, con los mismos giros, y por la toponimia, porque los nombres de los sitios que fue bautizando en el descubrimiento constituyen un calco de las Rías Baixas, de las costas pontevedresas, de hecho hay más de 200 lugares que coinciden. Además en ese momento el único sitio del mundo en donde existía el apellido Colón tal cual, sin que fuese Colombo ni Colóm ni nada por el estilo era aquí en Pontevedra. Además se sabe que Cristóbal Colón era noble, un personaje que era recibido por los reyes, tanto los castellanos como los portugueses, franceses, ingleses, todos lo trataron como noble antes, durante y después del descubrimiento, tanto a el como a su hermano Bartolomé y en esa época ningún plebeyo podría tener acceso a esas cortes, llegar a donde llegó Colón, si no era de origen noble. Entonces había que buscar un noble gallego que tuviera tratos que tuviera tratos con la corte portuguesa y castellana, y en 1976-77 Alfonso Philippot enlaza Pedro Madruga con Cristóbal Colón y todo empieza a tener forma.

-¿Compartían amigos?

-Los amigos de Pedro Madruga son los amigos que después tendría Cristóbal Colón, los enemigos de Cristóbal Colón son casualmente los enemigos de Pedro Madruga, los sitios donde dijo Cristóbal Colón que estuvo son los mismos que sabemos que estuvo Pedro Madruga, hay muchísimos datos que respaldan esa total coincidencia, datos avasalladores como que por ejemplo Cristóbal Colón siempre protegió a los hijos de Pedro Madruga, se preocupó por todos sus hijos y ya en la época de Carlos V se afirma que el hijo de Pedro Madruga era hijo de Cristóbal Colón, hay muchísimas coincidencias.

-Pedro Madruga muere en extrañas circunstancias.

-Muy extrañas, supuestamente muere en 1486, pero más que morir desaparece porque no hay entierro, no se encuentra el cuerpo, nadie lo reclama, y casualmente el día que Cristóbal Colón visita a los Reyes Católicos está documentado que es el mismo día que Pedro Madruga visita a los monarcas, en la misma corte, en el mismo día y a la misma hora, estuvieron sentados en el mismo banco (sonríe). Después desaparece misteriosamente y no se sabe nada de él pero curiosamente aparecen más de 100 documentos que lo dan por vivo hasta 1506. Se trata de reclamaciones de dinero, pleitos etc donde se menciona a Pedro Madruga como una persona viva.

-¿Por qué habría cambiado su identidad, si los reyes sabían quien era realmente? ¿Para qué promover tanta confusión sobre su identidad?

-Pedro Madruga había sido uno de los enemigos más importantes de los Reyes Católicos pero en ese momento ya no había problemas, los reyes sabían perfectamente quien era Cristóbal Colón pero públicamente no podían darle todas las posesiones que le dieron llamándose Pedro Madruga porque el resto de la nobleza se les echaría encima, después de que Madruga hubiese sido un enemigo declarado. La clave es que Pedro Madruga conocía los secretos mejor guardados de la navegación portuguesa, era un experto navegante (algo que muy poca gente sabe), entonces los reyes lo que hicieron fue decirle que no le devolverían el condado de Sotomayor pero a cambio de lo que te daré me entregarás esos secretos de la navegación de Portugal. Y ahí empezaron las negociaciones, aclarando que le darían mucho, concesiones que no se las habían dado a nadie, a cambio de que esos secretos fuesen para Castilla, se ocultaría el nombre de Madruga, se usaría el apellido materno etc. De hecho hay varios autores contemporáneos a Colón que lo llaman Pedro Colón, en la corte y también en Portugal.

-¿Cómo había sido hasta entonces la vida de Pedro Madruga?

-Era hijo natural del señor de Sotomayor, que lo mandó a estudiar con Esteban de Soutelo, su tío. Los Soutelo no están emparentados para nada con los Sotomayor, en cambio los Colón si están emparentados con los Soutelo. Lo manda al monasterio, de ahí sale a los 14 años, se hace a la mar y se marcha a Portugal y aprende todo de la navegación de la mano de su hermano, Bartolomé Colón, casualmente una persona cuya vida es tan misteriosa como la de su hermano, pero ahora se sabe que Pedro Madruga tenía un hermano de padre y de madre, que se llamaba Joao Goncalves de Sotomayor, que encaja totalmente, absolutamente, con Bartolomé Colón. Joao Goncalves era hijo del mismo padre y de la misma madre, que nosotros creemos que era Constanza de Colón, la madre de Pedro Madruga y nacida en Poio.

-Su libro recoge las últimas investigaciones sobre la teoría coloniana ¿el peritaje de los escritos de Madruga y Colón es el más reciente avance?

-Además de ello hay varios detalles, por ejemplo que se hablaba de un centenar de topónimos de la ría de Pontevedra, nombres con los que Colón fue bautizando localidades en el descubrimiento, pero gracias a Portos del Estado, que sacó hace un par de meses un mapa con las coincidencias de los nombres de la ría, hoy sabemos que son casi 200 topónimos, solo un marinero muy experimentado, un gran conocedor de las rías gallegas, podría saber tal número de nombres.

Fuente. Faro de Vigo

Ourense entre las mejores ciudades termales de Europa

Para los viajeros que decidan pasar un día de puro relax, literalmente inmersos en los lujos de la naturaleza, HomeToGo.es ha seleccionado siete de las mejores ciudades termales de Europa para una perfecta escapada para descansar y ganar en salud durante la visita a una de los destinos propuestos.

outariz

1. Spa geotermal de Blue Lagoon, Reykjavik, Islandia

Las aguas de este espectacular lago islandés, ricas en sílice, algas y minerales tienen una temperatura que varía entre los 37° y los 40°C. El precio para pasar un día sumergido en estas aguas de marcado azul parten de los 35€. Sauna, máscaras faciales y masajes son algunos de los lujos que puede recibir. El centro termal es fácilmente accesible desde el aeropuerto de la capital Reykjavik y el precio medio de los alojamientos asciende a 72€ la noche.

2. Baños de Szechenyi, Budapest, Hungría

En este complejo termal, construido en 1913 el visitante disfrutará de nada más que 18 piscinas y 10 saunas así como baños al vapor. Los tratamientos faciales y los masajes no faltan. La temperatura del agua alcanza los 38° y lo más interesante, sobre todo para los más jóvenes, son las fiestas en la piscina que unen diversión y beneficios termales. El precio de una entrada individual es de 16,70€ con sala privada. Este complejo termal se encuentra en el famoso parque de Városliget, en pleno centro de Budapest. El precio medio de un alojamiento para dos personas en la ciudad es de 32€ la noche.

3. Termas romanas de Bath, Bath, Inglaterra

En este complejo termal, la antigüedad y modernidad se funden en un conjunto perfecto. Como los celtas y los romanos  ya hacían hace 2000 años, en Bath todavía es posible disfrutar de las fuentes naturales de agua termal más calientes de toda Inglaterra, donde la tempratura se mantiene constante entorno a los 46°. Y similar es su precio, 45€ cuesta una entrada base de dos horas, durante la cual el visitante tiene a su disposición varias piscinas, entre ellas el famoso baño de Minerva, y los baños turcos, para sesiones relajantes de aromaterapia. Un descanso perfecto para los que decidan visitar la ciudad de Bath, donde el precio medio de una estancia en un apartamento o casa vacacional para dos personas es de 57€ la noche.
4. Termas de Bormio, Bormio, Italia

A los pies de los Alpes se encuentran los baños de Bormio, famosos por sus tratamientos faciales y de todo el cuerpo así como todo tipo de masajes. La temperatura del agua varía entre 37° y 40°. Inprescindibles: la gruta natural y la piscina panorámica externa que ofrece una vista preciosa del valle. Una entrada individual en temporada baja cuesta 17€. El precio medio de un alojamiento para dos personas en esta localidad de la provincia de Sondrio es de 51€ la noche.

5. Termas de Leukerbad, Leukerbad, Suiza

En los aples suizos cerca de la frontera italiana se encuentran las termas de Leukerbad. Con un agua rica en minerales y con una temperatura que varía de los 28° a los 43°. Leukerbad pone a vuestra disposición 10 piscinas, saunas y chorros de agua, una gruta natural y un área de bienestar. El precio para tres horas es de 21€. El alojamiento para dos personas en esta ciudad alpina del Cantón Vallés tiene un precio medio de 57€ la noche.

6. Termas de Caracalla, Baden Baden, Alemania

Entre las diversas estaciones termales por las que la ciudad alemana de Baden-Baden  es famosa se encuentran también las Termas de Caracalla, donde el visitante puede disfrutar de los beneficios de los numerosos baños de hidromasaje, piscinas, cascadas y saunas. La temperatura del agua varía desde los 18° a los 38° y sus propiedades son particularmente indicadas para curar los problemas cardíacos y de circulación así como para la vascularización de músculos, articulaciones y piel. Pasar tres horas en esta famosa terma le costará al visitante 19€ a los que habría que añadir los masajes y tratamientos de belleza y salud. Un alojamiento para dos personas en esta ciudad alemana vecina de la Selva Negra tiene un precio medio de 41€ por noche.

7. Burgas de Ourense

Si algo apreciaban los romanos, era un buen baño, posiblemente la razón por la que se establecieron en Ourense. ¿Qué te vas a encontrar? Termas públicas en plena ciudad al lado de la Plaza Mayor, una docena de termas a orillas del Miño, aguas debajo del Ponte do Milenio, donde se suceden durante 4 km las pozas y termas de Chavasqueira, Miño das Veigas, Outariz y Burgas de Canedo.

Fuente. LaRegion.es

+ info http://turismodegalicia.org/info-turismo/termalismo-en-galicia/

Artesania: Cestería es cultura

Toño González:“Sempre loitei para que a cestería fose tratada como cultura, non como industria”

Apreciar, aprender, reproducir e divulgar a cultura tradicional que atesoura cada peza é o lema de “Toño” González Fernández, o cesteiro do Val, que desenvolve o su labor en Lobeira. É un artesán dos de antes en torno ao cal xira o documental que o verinense con raíces na Baixa Limia Plácido Romero presentará o vindeiro venres no Teatro Principal de Ourense. Toño González é o protagonista escollido por Arraianos Multimedia para facer unha reflexión sobre a realidade do abandono do rural en “Cesteando”.

Como xurdiu a idea de protagonizar este documental?
Plácido Romero, o director, máis eu somos amigos dende fai moito tempo. Gústalle isto e percibe o deterioro da cultura tradicional, os ríos contaminados, os montes cheos de silvas e as autoridades obviando o tema do turismo, que é unha das poucas saídas que pode ter o rural. Falamos e xurdiu. Máis que un documental sobre a cestería, é un relato da miña traxectoria dende que saín da Coruña con 21 anos.

Que é a cestería para vostede?
Unha paixón. Empecei nela fai 35 anos. Era a maneira de vivir no monte e tamén tiña algo de tradición familiar, pois o meu pai era cesteiro. Eu xa vivía na aldea e ía buscando cesteiros para aprender a inmensa riqueza da cestería galega. É a máis grande que coñezo, tanto en formas como en modelos. Daquelas  empecei o meu labor de investigación, que aínda non acabei, e a miña colección, que fun creando nestes anos e agora o meu obxectivo é que non se perda.

Cal é o seu proxecto?
Agora mesmo teño todas as pezas aquí, no que era a corte das cabras, e algunha tamén na casa. Pero non teño espacio nin tampouco é un lugar acesible. Gustaríame atopar un espazo, un baixo ou unha nave na zona, para expoñer tódalas pezas e explicar o seu uso e procedencia, co obxectivo de amosarllas á xente, sobre todo aos nenos,  a nosa cultura, as nosas tradicións, pero sin sair do rural.

E tan difícil é atopar apoios?
Polo visto, si. Eu sei que a xente  valora o meu traballo e tiven propostas para levala ás cidades, pero as autoridades non están a favor do tema do campo. Hoxe, cos recortes, está todo parado. O apoio ás iniciativas culturais está parado e máis no campo. Temos que reivindicar que o campo se nutra de actividades culturais porque, aínda que somos menos, tamén somos persoas.

Cantas pezas ten?
Non o sei, quizás 300. O meu campo de investigación é a cesteria da Gallaecia, teño pezas das catro provincias e tamén do norte de Portugal. Algúns cestos son moi antigos, teñen máis de 65 anos e requiren duns tratamentos especiais que aquí non podo darlles, porque non teño a luz eléctrica necesaria para facer o proceso de conservación (a súa vivenda abastécese de paneis solares). Por iso quero abrir unha escola-museo, para darlle un acabado físico e poñelas en valor.

Pódese vivir da cestería?
Para min a cestería é unha paixón, pero non se pode vivir dela, como tampouco se pode vivir de casi ninguna tarefa campesina. Tamén hai que dicir que o oficio de cesteiro foi sempre un complemento á actividade agrícola. Salvo nalgunhas zonas da ribeira do mar ou nas terras do viño, onde se facían moitos cestos, esta era unha labor de inverno que se preparaba para a casa e para algúns veciños, pero non remunerada. E hoxe en día, tampouco. Eu traballei moito en colexios, que é o que máis me gusta e penso que no que mellor deféndome, pero os recortes acabaron con iso.

E aínda que tamén participo nas feiras, tampouco vendo as pezas porque están tiradas. Non se pode competir con China, nin co plástico. É certo que hoxe hai un novo rexurdimento do oficio para a decoración, pero o descoñecemento inmenso dos nosos valores, fai que non se aprecien os traballos. Tamén existe unha tendencia que vén dende América de ver a cestería como disciplina artística. Eu sempre loitei para que a cestería fose tratada como cultura, non como industria. E sigo niso.

Fuente: LaRegion.es

Entrevista a Toño O Cesteiro en Lobeira 7-1-16
Entrevista a Toño O Cesteiro en Lobeira
7-1-16