Buscar

Buscar


Casas completas, Rurales, Villas, Chalets, Apartamentos, etc.


Destino/Propiedad:
Fecha entrada:
Fecha Entrada
Fecha salida:
Fecha Salida
Mis fechas son flexibles

Castro de Fazouro

Foz (A Mariña), Lugo

  • Castro de Fazouro
  • Castro de Fazouro
  • Castro de Fazouro

Castro costero de Fazouro en Foz, Lugo. De fuerte influencia Romana.

Se trata de un asentamiento costero que aprovecha una pequeña península que se adentra en el mar sobre una zona acantilada.

Situado al este de la playa de Arealonga, en el municipio de Foz (Lugo) su configuración es sencilla, poseyendo un solo recinto defendido por un foso excavado en el istmo que lo une a tierra. De esta forma se aísla completamente el asentamiento.
Interiormente existen dos líneas de parapeto muy alteradas por labores agrícolas, y de las que solo se conserva su tramo oeste.
El área habitada ocuparía todo el recinto definido por el foso, aunque en la actualidad alguna parte del yacimiento se ha perdido debido a la acción erosiva del mar.
El tipo de construcción de las viviendas, la mayoría cuadradas, delata un fuerte grado de romanización. Se observa una clara preocupación por el drenaje de las aguas, al construirse los pisos interiores de las habitaciones a un nivel superior sobre el de los exteriores. También se ve claramente una evolución constructiva con muros medianeros reutilizados y anexos sobre construcciones anteriores.
Llama la atención un grupo de escaleras que los expertos atribuyen a la utilización de un segundo piso, caso poco habitual en los castros.


Entre los restos encontrados en el yacimiento hay materiales cerámicos pero están muy fragmentados. En cuanto a metales, a pesar de la gran cantidad de escorias presentes en el yacimiento, solo se encontraron unos pocos clavos de hierro y algunos fragmentos informes. Lo que si se encontraron fueron las típicas fíbulas y alfileres de bronce. Solo se encontraron dos monedas, un Antoniniano de mediados del siglo III d.C. y otra con ceca de Clunia.
Los restos orgánicos permiten afirmar un amplio uso de los recursos costeros y del ganado ovino.
No se puede precisar el momento inicial del asentamiento. Por las tipologías que se conserva, se encuadraría entre los siglos I y III d. C., siendo esta etapa la de máxima ocupación y la de más alto grado de romanización.
La llegada de los romanos está asociada a una explotación más intensiva del medio, sobre todo por los minerales. Sin embargo la llegada de estas poblaciones extranjeras no supuso aparentemente un fenómeno traumático para los indígenas de la zona.

Localización